CAMPAÑA #DALESVOZ 2015 Iniciamos nuestra campaña #dalesvoz, una campaña muy especial porque ha llegado el momento de que nuestro compromiso llegue cada vez a más personas. Y para ello nos han prestado su voz grandes amigos del mundo de la canción, el humor, el periodismo… para hacer este vídeo que queremos que llegue lo más lejos posible. Ayúdanos a conseguir que se nos oiga en todo el mundo compartiendo el vídeo y nuestras páginas www.22q13.org.es y www.soyunheroe.com. ¡Nuestros niños necesitan tu ayuda! Infinitamente agradecido a nuestro creador de sueños músico y compositor Christian de Hugo y a su realizador Miguel Ángel Pascual de Fotogramavivo y a tantas personas que han hecho que esta campaña se haga realidad. Todos juntos #dalesvoz”

¿Qué es?

El Síndrome de Phelan-McDermid, o deleción del cromosoma 22q13, es una condición genética considerada enfermedad rara. Está causada en la mayoría de casos por la pérdida de material genético del extremo terminal del cromosoma 22. Esta pérdida se produce durante la división celular, cuando los cromosomas se alinean y replican, algunos de ellos se rompen y se pierden.

La característica común de todos los afectados es la ausencia o mutación del gen SHANK3 (las frases que componen un capítulo). La ausencia de este gen supone que los afectados sufren un retraso en el desarrollo en múltiples áreas, especialmente en la capacidad de hablar. Esta mutación por lo general aparece de forma espontánea, es decir, no es heredada.

Características más comunes

  • Cada caso es diferente, ya que cada uno ha perdido diferentes cantidades y/o partes del código genético. Esto hace que sea muy difícil saber cómo va a afectar al niño de forma particular y su gravedad, aunque existen algunas características comunes.
  • Discapacidad intelectual de diversos grados
  • Trastornos del desarrollo. Más del 75% de los pacientes presentan: Crecimiento normal o acelerado, manos grandes y carnosas, uñas de los pies displásicas, pestañas largas, percepción del dolor reducida, movimientos bucales frecuentes.
  • Ausencia o retraso del habla.
  • Síntomas de autismo o Trastorno del Espectro Autista

También pueden presentar

  • Dolicocefalia, orejas grandes o de elfo, mejillas y párpados hinchados, ojos hundidos, aplanamiento de la parte media facial, puente nasal amplio, nariz bulbosa, barbilla afilada, hoyuelo sacro, sudoración reducida con tendencia al acaloramiento, y dificultades de alimentación.
  • Otros problemas menos frecuentes: estrabismo, maloclusión dental, paladar ojival, reflujo gastroesofágico, problemas renales y convulsiones.

Problemas médicos más comunes

Los Quistes Aracnoides
Disfagia de líquidos
Diarrea crónica
Retrasos en el desarrollo
Reflujo Gastroesofágico
Crecimiento anormal
Hipotonía
Linfedema
Dilatación de los ventrículos cerebrales Regulación de la temperatura corporal anormal
Otitis media recurrente
Convulsiones
Retrasos o ausencia de habla
Subluxación
Reflujo Vesicoureteral
Ptosis, Estrabismo
Problemas de visión

El diagnóstico

Cuando los problemas de desarrollo comienzan a ser evidentes, se comienza una batería de test para descartar las enfermedades comunes. Cuando los resultados apuntan a un posible origen genético, el diagnóstico suele confirmarse mediante las siguientes pruebas:

El microarray
o la hibridación genómica comparada (array CGH).

El análisis de los cromosomas
(cariotipo) o la hibridación in situ fluorescente (FISH) pueden detectar grandes deleciones.

Vivir con 22q13

Cuando tienes un hijo sueñas con criarlo, verlo crecer y enseñarle todo lo que sabes. Hasta que descubres que tu niño tiene un microscópico defecto en un cromosoma, y todo cambia.

Sueñas con que tu niño algún día logrará andar, y un día lo consigue. Con gran dificultad, pero lo ha conseguido. Sueñas que tu hijo va a decirte mamá, y después de varios años de intenso trabajo, te lo dice. Luego sueñas que va a comer solo, que va a ir al baño, que va a subir escaleras, o que podrá mostrar dónde le duele… y unos sueños se cumplen y otros no.

Mientras tanto, cada día transcurre entre terapias del lenguaje para que no se le olvide como decir “mamá”, terapias físicas para que sus músculos se mantengan lo suficientemente fuertes para caminar y la continua incertidumbre de saber qué necesita, porque no es capaz de decirlo. Si tiene calor, o sed, o le duele algo, o si es feliz.Todo requiere hasta el último segundo de tu atención.

Ser padre es vivir siempre preocupado por tu hijo. A esta preocupación natural se le añade una incertidumbre constante por su salud, por sus comportamientos disruptivos, por la falta de comprensión, por la soledad que implican las enfermedades raras...

Miedos a los que hay que sumar la incertidumbre de las consecuencias reales del Síndrome, por el profundo desconocimiento que hay sobre su evolución y su futuro.

Vivir con 22q13 es descubrir que un pequeño paso, aunque sea insignificante para otros, requiere de un gran esfuerzo y lo convierte es un gran paso para nosotros. Pequeños gestos que nos llenan de ilusión para seguir adelante.

Ver testimonio completo

Tratamiento

TERAPIA FÍSICA

Uno de los principales problemas que presenta el síndrome es la hipotonía (un tono muscular débil, con poca fuerza). La terapia física puede ayudar a fortalecer la musculatura y les ayudará a caminar y mantener el equilibrio.

  • Masaje infantil: estimula el sistema nervioso central del bebé, ayuda a calmarlo, ayuda a que pueda formar su propio esquema corporal.
  • Psicomotricidad: se trabaja el tono, la postura y el equilibrio. El desarrollo motor va muy unido al desarrollo psicológico y la psicomotricidad trabaja ambos aspectos al desarrollar las capacidades motrices también se potencia el desarrollo psicológico y social.
  • Hidroterapia y natación: mejora el tono muscular, la inflamación de los linfoedemas y la relajación.
  • Equinoterapia y equitación terapéutica: el trato con el caballo estimula física, psíquica y socialmente al niño ya que le transmite su calor, impulsos rítmicos, patrón de movimientos, etc. Los objetivos son la estimulación psicológica, slider, comunicativa y psicomotriz.

TERAPIA DEL LENGUAJE

El área del lenguaje es la más afectada y la que más esfuerzo necesita. Los afectados por el Síndrome tienen gran dificultad para aprender y olvidan rápidamente sin el refuerzo adecuado. No existe una terapia universal, ya que ésta debe adaptarse a las posibilidades de cada niño para facilitar su comunicación.

  • Logopeda: en los casos en los que consiguen hablar, el logopeda trabajará el vocabulario y evitar regresiones en las que se puede perder lo aprendido o la totalidad de la capacidad para hablar.
  • Lenguaje de signos: esta terapia depende del grado de la deleción, ya que al requerir motricidad fina no todos los niños son capaces de comunicarse adecuadamente mediante signos.
  • Sistema PECS: los niños suelen ser capaces de comunicar sus necesidades básicas mediante imágenes, fotos o pictogramas. Los dispositivos electrónicos como tablets o iPads suelen ser de gran ayuda.